Chihuahua

Historia de la raza:

Es reconocido por todos como el perro más pequeño de todas las razas existentes. Aunque algunos consideran que sus ancestros fueron traídos de Europa o China, la teoría más plausible es que desciende de los perros aborígenes, criados por los aztecas, perros de tamaño pequeño llamados Techichi. Muchas reliquias y estatuas que representan a estos perros fueron encontradas en tumbas, y atestiguan que jugaron un papel importante en la vida religiosa de los aztecas. Parece que estos perros fueron sacrificados por los sacerdotes aztecas para que guiaran las almas de los muertos en el otro mundo. El Chihuahua surgió en América del Norte a mediados del siglo XIX y en 1928 se fundó el Club Americano «Chihuahua» y debido a los criadores americanos que, a través de duras y cuidadas selecciones, obtuvieron los ejemplares de hoy en día, sufrieron importantes cambios (antes su cara era más larga y las orejas más grandes, similares a las de un murciélago).

Descripción:

Es un perro de tamaño muy pequeño, con un cuerpo bien formado, bastante robusto, ligeramente más largo que alto. Tiene una cabeza grande, redonda como una manzana, con mandíbulas delicadas, un stop prominente, hocico corto y ligeramente puntiagudo, nariz corta pigmentada de acuerdo con el pelaje. Los ojos son grandes, redondos, bien separados, un poco prominentes, totalmente oscuros. Las orejas son grandes, separadas, en forma de «murciélago», erguidas en movimiento y caídas a los lados en reposo. La cola es de longitud media y se mantiene curvada sobre la espalda. Hay dos variedades: con pelo largo y con pelo corto. La primera variedad tiene pelo largo, liso u ondulado, suave y puede tener crin alrededor del cuello, flecos en la cola, orejas, pies y se ve muy raramente. La segunda variedad tiene pelo corto, suave, brillante y liso, cerca del cuerpo. Puede tener cualquier color o combinación de colores como: negro, blanco, azul rojizo, color trigo, con o sin manchas blancas u oscuras.

Personalidad:

Es un perro inteligente, muy valiente, rápido, vivaz, enérgico, muy vigilante, alerta, sensible, juguetón y ruidoso, con un ladrido que da la impresión de un perro más grande. Está muy apegado a la familia, especialmente a la de una persona, devota y fiel. Si se socializa desde temprana edad, acepta niños y también extraños. Se lleva bien con otros perros de la misma raza y no tanto con los de otras razas, u otros animales, que necesiten socialización.

El aseo:

El pelo del perro de pelo largo debe ser cepillado regularmente y para el de pelo corto debe ser cepillado ocasionalmente con un cepillo de goma. Se deben utilizar gotas para los ojos para prevenir la aparición de manchas de lágrimas. Es mejor evitar el aumento de peso de estos perros, porque la obesidad puede provocar el estrechamiento de las vías respiratorias. Los dientes del cachorro deben ser revisados regularmente, para asegurarse de que los dientes de leche se han caído. A veces permanecen junto a los permanentes y requieren de una cirugía para extraerlos. Son bastante exigentes con la comida.

Las condiciones de vida:

Es un perro que se siente mejor en el interior, o en un apartamento con un amo sedentario. El ejercicio que hace en la casa es suficiente. Es sensible al frío, la humedad o las corrientes de aire. Cuando hace frío fuera, debe llevar un abrigo especial. No debe permitirse alrededor de animales, u otros perros mucho más grandes porque puede ser pisoteado. No debería dejarse cerca de niños pequeños porque lo consideran un juguete. Necesita socialización.

Entrenamiento:

Debido a que estos perros pequeños no hacen mucho daño, no están generalmente entrenados. Sin embargo, este perro sería un gran estudiante.

Utilidad:

Es un compañero encantador y devoto.

Deja un comentario