Malamute de Alaska

Malamute de Alaska

Historia de la raza Malamute de Alaska:

El Malamute de Alaska fue creado por el Mahlemut, una tribu inuit del norte de Alaska y es descendiente del lobo del Ártico. Fue criado para tirar de trineos, transportar cargas pesadas de comida, equipo y para soportar temperaturas duras. Este perro es más adecuado para el transporte que para las carreras de trineos.

Descripción del Malamute de Alaska:

Es el más grande de los perros del Ártico, fuerte, musculoso, con fuertes patas y patas como de raqueta de nieve, lo que evita que se hunda en la nieve. La cabeza es ancha, un poco redondeada entre las orejas. El hocico es grande y fuerte, con una nariz que puede ser negra, marrón o blanca. Los ojos son de tamaño medio, de forma almendrada y de color marrón oscuro. Las orejas son pequeñas, triangulares, redondeadas y erguidas. La cola es de tamaño medio, tupida y se mantiene sobre la espalda. El Malamute de Alaska tiene una doble capa, la primera capa es esponjosa y gruesa (5 cm) y la segunda capa está compuesta de pelo peludo y grueso, más largo en la parte posterior del cuerpo. Los colores del manto pueden variar desde el blanco simple hasta combinaciones de gris, negro, gris oscuro o rojizo, con zonas blancas (vientre, piernas y hocico) y una máscara o gorra oscura.

Personalidad del Malamute de Alaska:

Es un perro muy resistente, dinámico e inteligente, pero también puede ser terco y dominante, y puede pensar por sí mismo. Es cariñoso y devoto con su amo, amigable y juguetón con los niños incluso con los extraños, por eso no es un muy buen perro guardián. Se lleva bien con otros perros, porque fue criado para trabajar en equipo, donde se forma una jerarquía, como una manada de lobos. Los machos pueden ser a veces agresivos en presencia de otros perros del mismo sexo. Si se socializan a una edad temprana con otros animales de la casa, no habrá problemas.

El aseo del Malamute de Alaska:

El pelaje de este perro debe ser peinado durante el período de muda para eliminar los pelos muertos y sueltos.

Condiciones de vida del Malamute de Alaska:

Los malamutes son más felices viviendo al aire libre, en un clima más frío, junto a un amo activo. También pueden acostumbrarse a vivir en un piso, pero necesitan ejercicio diario y una actividad intensa. Necesita socializar y entrenarse.

Entrenamiento del Malamute de Alaska:

Es un perro amistoso pero terco, y con una mente propia. En este caso, el entrenamiento debe ser realizado por una persona experimentada, capaz de entender su carácter. El entrenamiento debe ser firme, bien equilibrado, consistente, bastante variado, porque el Malamute de Alaska es un perro inteligente y entiende fácilmente. También puede participar en concursos de agility, aunque no sería el mejor allí.

Utilidad del Malamute de Alaska:

En algunas zonas todavía se utiliza para el arrastre de trineos, pero más frecuentemente se utiliza como perro de compañía.

Deja un comentario