Pastor holandés

Historia de la raza:

Al igual que el pastor belga, al que se parece, es descendiente del pastor persa y sólo se le conoce en su país natal. Se puede encontrar en 3 variedades: con pelo corto, con pelo áspero y con pelo largo. La primera variedad es la más popular, las dos últimas están casi extintas.

Descripción:

El Perro Pastor Holandés es un perro de tamaño mediano, con un cuerpo fuerte y poderoso. La cabeza es de longitud media, delgada y cónica. Los ojos tienen forma de almendra, ligeramente inclinados y las orejas son cortas y se mantienen rectas. La cola es larga, con pelo rico y ligeramente curvado. La variedad de pelo corto puede ser marrón con rayas doradas o plateadas; la de pelo áspero puede ser azul grisáceo, sal y pimienta, o marrón rojizo y la de pelo largo es castaña, con rayas doradas o plateadas.

Personalidad:

Es un perro siempre alerta, vivaz, activo, con ganas de aprender. Muy devoto de su dueño, es apasionado por su trabajo. Se lleva bien con perros de la misma raza y otras mascotas. Les gusta jugar con los niños pero no son amigables con los extraños.

El aseo:

Las variedades de pelo corto y largo requieren un peinado regular para eliminar el pelo muerto. La variedad de pelo áspero no requiere de cepillado.

Condiciones de vida:

No es un perro pretencioso, por lo tanto es resistente al mal tiempo y capaz de realizar cualquier tipo de trabajo. Necesitan ejercicio y actividades organizadas, estando deseosos de trabajar. Necesitan socialización, entrenamiento y ejercicio.

Entrenamiento:

Son relativamente fáciles de entrenar porque están atentos y aprenden rápido. Son buenos concursantes en concursos de agilidad: flyball o entrenamiento.

Utilidad:

Se utiliza como guardián de los rebaños y las casas y como compañero.

Deja un comentario