Terrier de Australia

Historia de la raza Terrier de Australia:

El Terrier de Australia es una raza creada en Australia a finales del siglo XIX, siendo sus ancestros los perros nativos Sidney Silky, Dandie Dinmond Terrier, Yorkshire Terrier y el Cairn Terrier. La raza fue reconocida en 1933. Se encuentra en todo el mundo, especialmente en Australia. Es famoso principalmente por atrapar serpientes venenosas, agarrándolas por el cuello.

Descripción:

Es un perro de tamaño pequeño, con un cuerpo más largo que alto. La cabeza es larga, fuerte, con el cráneo igual de largo que el hocico, con una fina parada. Los ojos son pequeños y oscuros. Las orejas son pequeñas, con puntas puntiagudas, mantenidas verticales, bien separadas y con poco pelo en ellas pero con un mechón de pelo entre ellas, en la frente. La cola está cortada a la mitad de su longitud y se mantiene alta, casi vertical. El pelaje es de doble capa, con una primera capa suave y esponjosa y una capa externa con pelo largo, áspero y liso. Alrededor de su cuello el pelo forma una melena y tiene piernas peludas.

Personalidad del Terrier de Australia:

Es un perro vivo, activo, inteligente, valiente, alerta, confiado y curioso por naturaleza. Devoto y amigable con su familia, tiene problemas para aceptar a los extraños. Se lleva bien con los niños si no lo molestan. Debe ser enseñado a vivir con otros animales de la casa desde una edad temprana, para evitar futuros conflictos.

El aseo:

El pelo de este perro debe ser cepillado semanalmente y recortado dos o tres veces al año.

Condiciones de vida:

Estos perros pueden adaptarse fácilmente a diferentes condiciones de vida, pero deben tener la posibilidad de correr y jugar juntos con una familia cariñosa. Necesitan socialización y entrenamiento.

Entrenamiento del Terrier de Australia:

Necesita un entrenamiento firme y consistente, que no le permita salirse con la suya. Le gusta la actividad, caminar, correr y jugar.

Utilidad:

Es un muy buen cazador de plagas y un compañero alegre.

Deja un comentario